El primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok dimite tras protestas masivas

0

El primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, renunció después de que otro día de protestas masivas sacudieran la capital, Jartum, reportó la agencia BBC News

Agencias/Notimexico.- Miles de personas marcharon contra un acuerdo reciente que había hecho para compartir el poder con el ejército, que dio un golpe de estado en octubre.

Gritando «poder para el pueblo», los manifestantes pidieron el regreso al pleno gobierno civil. Pero las fuerzas militares respondieron nuevamente con fuerza, dejando dos muertos.

La decisión de Hamdok de renunciar deja al ejército en pleno control.

Es otro golpe a los frágiles intentos de Sudán de una transición a un gobierno democrático después de que un levantamiento popular condujera al derrocamiento del presidente autoritario de Sudán, Omar al-Bashir, en 2019.

En un discurso televisado, Hamdok dijo que el país se encontraba en un «punto de inflexión peligroso que amenaza toda su supervivencia».

Dijo que había hecho todo lo posible para evitar que el país «se deslizara hacia el desastre», pero que «a pesar de todo lo que se ha hecho para llegar a un consenso … no ha sucedido».

Los líderes civiles y militares habían llegado a un difícil acuerdo de reparto del poder después de que el ejército diera un golpe de estado el 25 de octubre e inicialmente pusiera al Primer Ministro Hamdok bajo arresto domiciliario.

El país estaba a solo un mes de la transición a un jefe de estado civil cuando el ejército tomó el poder.

Hamdok, economista de formación, es muy respetado en la comunidad internacional, ya que trabajó anteriormente como funcionario de las Naciones Unidas. Ayudó a negociar un acuerdo para perdonar algunas de las deudas de Sudán, pero esto implicó la eliminación de los subsidios al combustible, lo que provocó un aumento de los precios de muchos productos básicos y las protestas contra el gobierno.

Según el acuerdo alcanzado con Hamdok en noviembre, se suponía que el primer ministro reinstalado lideraría un gabinete de tecnócratas hasta que se celebraran las elecciones. Pero no estaba claro cuánto poder tendría el nuevo gobierno civil, y se reanudaron las protestas contra los militares, que a menudo fueron reprimidas violentamente.

Las protestas continuaron incluso después de que Hamdok regresó al poder, y algunos manifestantes dijeron que su reinstalación estaba ayudando a legitimar la toma del poder por parte de los militares.

En reacción a la renuncia de Hamdok, Estados Unidos instó a los líderes de Sudán a poner fin a la violencia contra los manifestantes antimilitares.

Más de 50 personas han muerto durante las protestas desde el golpe, incluidas al menos dos el domingo, según el Comité Central de Médicos de Sudán, que está a favor de la democracia.

La renuncia de Hamdok mostró que el ejército estaba perdiendo su influencia para obtener reconocimiento internacional y apoyo popular, según un portavoz del opositor Partido del Congreso de Sudán.

Miles de personas estaban en las calles de la capital, Jartum, y la ciudad de Omdurman el domingo, gritando y pidiendo a los militares que abandonen la política.

En las redes sociales, los activistas han dicho que 2022 será «el año de la continuación de la resistencia».

El líder del golpe, el general Abdel Fattah al-Burhan, ha defendido el golpe de octubre pasado, diciendo que el ejército había actuado para prevenir una guerra civil. Él dice que Sudán todavía está comprometido con la transición a un gobierno civil, con elecciones planeadas para julio de 2023.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here